Test vocacional: una ayuda para elegir tu carrera

Sin duda alguna, todos nos sentimos confundidos e indecisos al momento de elegir una carrera universitaria y a veces no sabemos si recurrir a un test vocacional. Nos invade la incertidumbre respecto de si debemos elegir según nuestro interés, según la salida laboral que buscamos, o según la utilidad de esa carrera. También buscamos una carrera de acuerdo con el sueldo que ganaremos.

Nuestra vocación y nuestras habilidades también son factores a tener en cuenta ya que finalmente serán ellos los que nos den motivación para seguir estudiando. Para tomar la mejor decisión un test vocacional será la herramienta más útil con la que cuente un estudiante para definir sus posibilidades.

test vocacional méxico

1. ¿Qué es un test vocacional?

Un test vocacional es una herramienta orientadora que permite evaluar cuáles son las habilidades más sobresalientes de una persona, los intereses y gustos que mejor lo caracterizan. Es una aproximación al perfil del interesado que brinda sugerencias sobre las posibles carreras que serían más apropiadas.

Los profesionales en orientación vocacional son las personas especializadas en asesoramiento y guía del estudiante en su elección. Trabajan desde la psicología para que el estudiante elija la carrera que más se adecúe a su subjetividad.

El test vocacional online puede servir como una herramienta de aproximación a los intereses y dudas del aspirante a una carrera universitaria y puede ser de gran utilidad para definir el perfil profesional.

Por lo tanto, el test vocacional para universidad es un muy útil recurso para advertir las preferencias de un estudiante de bachillerato. Requiere, además, de un acompañamiento del estudiante mediante entrevistas y asistencia a talleres y charlas vocacionales.

La elección de una carrera es una decisión compleja. En ella intervienen nuestros sentimientos, sueños, nuestras aspiraciones y fantasías. Y, en otra proporción, intervienen la realidad laboral del profesional, la situación económica, la oferta de trabajo y el tiempo de dedicación para finalizar una carrera.

test vocacional gratis

2. ¿Por qué seguir una carrera universitaria es una buena decisión?

Aunque no todas las personas van a la universidad al finalizar sus estudios medios, seguir una carrera universitaria puede ser una decisión que nos dará grandes posibilidades. La principal ventaja que podemos destacar de la universidad es formarnos como profesionales. Estudiar una carrera universitaria nos permitirá transformarnos en especialistas y trabajar en aquello que nos gusta. El balance que hacemos entre el esfuerzo dedicado y la meta de conseguir un título habilitante vale la pena para ser futuros intelectuales y trabajar de lo que nos gusta.

Una segunda ventaja tiene que ver con la salida laboral: hoy se exige más en el mundo laboral un título universitario. Una carrera universitaria abre más puertas para el aspirante a un puesto de trabajo que para alguien que solo tiene el bachillerato únicamente. Y si bien no es necesario ir a la universidad para trabajar de lo que nos gusta, podremos conseguir mejores empleos y bien pagados.

Continuar estudios universitarios también nos permitirá conseguir nuestra propia independencia. No solo a nivel económico, sino también a nivel personal. Conseguiremos un trabajo para independizarnos y un sueldo para alcanzar bienestar económico. Además, aprenderemos a estudiar sin que nadie nos obligue o nos insista. Manejaremos nuestro propio tiempo, seremos responsables de nuestros hábitos de estudio y la obtención de buenas calificaciones dependerá de nuestra propia voluntad.

La universidad también nos prepara para desarrollar una visión crítica del mundo y de la propia profesión. Nos hará entrar en contacto con los aspectos positivos de nuestra carrera, pero también con los negativos. La base teórica de conocimientos que provea también será puesta en discusión tanto en los años de universidad como en la práctica.

La realización de un buen test vocacional para bachillerato nos ayudará a adelantarnos a la evaluación de los pros y contras de la carrera universitaria que haremos. De este modo, no tendremos una crisis o dudas sobre nuestra vocación o posible salida laboral mientras estemos cursando.

el mejor test vocacional

3. ¿Cómo puede ayudarnos un test vocacional para resolver dudas y cuestionamientos?

Ciertamente, cuando terminamos el bachillerato, no tenemos todas las certezas sobre nuestras elecciones en torno a una carrera universitaria. Tampoco tenemos resuelto nuestro futuro. Elegir una carrera universitaria es un gran paso. Son muchos los puntos que tenemos que considerar. Pensar que alguien recién recibido puede elegir la carrera perfecta para sí desde el primer intento es una idealización. Obviamente no todos los casos son iguales. Hay quienes ya tienen prefigurada su vocación desde muy jóvenes, incluso antes de terminar el bachillerato.

Sin embargo, la reciente finalización de los estudios medios no suele ser el momento más propicio para determinar con absoluta certeza la carrera apropiada para nosotros. Los tests vocacionales presenciales o incluso un test vocacional en línea en este caso, pueden sernos muy útiles para guiarnos en este difícil camino.

4. ¿Cuáles son los conflictos que pueden surgir al momento de decidir qué estudiar?

Varias dudas surgen y nos incomodan al optar por tal o cual carrera universitaria. Entre ellas podemos mencionar:

  • elección de la carrera según las materias de bachillerato en las que seamos más exitosos
  • indecisión entre empezar- o seguir- trabajando e ingresar posteriormente a la carrera
  • miedo a desperdiciar el tiempo

Elección según las materias del bachillerato más sobresalientes

En primer lugar, tal vez no estemos seguros de nuestras habilidades y de nuestras preferencias. Casi al terminar el bachillerato es cuando perfilamos varias opciones sobre nuestra futura profesión. Podemos elegir nuestra carrera según las materias escolares en las que seamos más habilidosos o en las que tengamos mejores notas. Esto puede servir como un indicio hacia dónde dirigirnos, pero no siempre una elección basada en este criterio es la apropiada. Un test vocacional para carreras universitarias nos brindará algunas posibles opciones que más se adecúen a nuestro perfil- posiblemente aporte algunas alternativas que vayan más allá de las materias escolares.

Indecisión entre trabajar o ingresar a la universidad

Otro problema es el dilema de si, al terminar el bachillerato, continuamos o empezamos a trabajar o ingresamos directamente a la universidad. El test vocacional de Cursos y Carreras nos puede ayudar aquí para entender si nuestro actual trabajo representa una vocación, si podemos complementarlo con algún estudio universitario o si los estudios académicos representan otras opciones más apropiadas para nosotros.

Miedo a perder el tiempo al intentar una carrera

El último conflicto que provoca incertidumbre en los jóvenes es la pérdida de tiempo. Muchos jóvenes no quieren perder tiempo en una carrera que sospechan no resultará de su agrado o que resultará distinta a lo que pensaban inicialmente. No queremos sentirnos frustrados perdiendo uno o más años cambiando de estudios ni desilusionarnos ante carreras que no se ajusten a nuestras expectativas. Una buena orientación vocacional con tests incluidos puede prevenir que los estudiantes recién recibidos pierdan tiempo cambiando de carrera o que se desanimen cuando la conozcan durante la cursada.

test vocacional gratis

5. El desfase entre las carreras con mayor demanda estudiantil y la salida laboral

¿Por qué algunos profesionales ya recibidos no encuentran trabajo de lo que estudiaron? ¿Es una cuestión del mercado laboral o es una incapacidad de tales profesionales para encontrar trabajo? ¿O es una decisión personal no trabajar en algo relacionado a la carrera cursada?

Según IMCO (Instituto Mexicano para la Competitividad), las diez carreras más demandadas de México en 2018 son las que se presentan a continuación (ordenadas desde la de menor demanda hacia la de mayor demanda):

Ranking

Carrera

Aceptación en universidades públicas (porcentaje)

1

Medicina 17.3%

2

Estomatología y Odontología 30,6%

3

Técnicas Audiovisuales y Producción de Medios 31.9%

4

Veterinaria 37,5%

5

Biología y Química 45.6%

6

Comunicación y Periodismo 46,7%

7

Arquitectura y Urbanismo 46,7%

8

Psicología 49.0%

9

Terapia y Rehabilitación 53,5%

10

Enfermería y Cuidados 54,3%

Aunque existen carreras con gran demanda por parte de los estudiantes, no todos consiguen insertarse en su respectivo mercado laboral. Las razones pueden ser varias: desde la sobrepoblación de profesionales en determinada área, las fluctuaciones de la economía y el mercado laboral hasta la decisión personal de no ejercer la profesión. En cuanto a este punto, nos encontramos ante muchas cuestiones que motivan a una persona a no ejercer su título. En primer lugar, el profesional recibido no se siente a gusto con la profesión que eligió porque, durante la cursada, descubrió que dicha carrera no era de su gusto y no se proyecta a futuro trabajando en esa profesión.

En segundo lugar, una vez concluida su primera carrera puede darse cuenta que su vocación reside en otra carrera relacionada o totalmente distinta. Y por tal motivo decide comenzar un nuevo camino- y la profesión cursada puede ser ejercida en ocasiones o en lo absoluto.

En tercer lugar, otro motivo es que el profesional decide conservar el trabajo que le permitió estudiar su carrera porque ya lleva antigüedad acumulada y su salario es bastante bueno. También se puede deber a que el cambio de su actual trabajo a la profesión elegida implica una merma en su sueldo pues la profesión elegida tiene niveles de salarios inferiores y, ante tal disyuntiva, prefiere conservar el trabajo que ya ejerce.

Por último, nos encontramos con los casos de estudiantes que realizan una carrera universitaria solo por el placer de adquirir sus conocimientos y no por la necesidad de tener un título habilitante.

Para evitar este tipo de dilemas presentamos esta tabla con las carreras más demandadas en México. También pueden realizar el mejor test vocacional gratis para determinar cuáles son las opciones laborales y académicas y, así, no llegar al punto de terminar una carrera sin ejercerla.

hacer test vocacional

6. Errores frecuentes cuando elegimos una carrera universitaria

Un paso fundamental a la hora de elegir una carrera universitaria es la etapa de investigación. Esto es importante para conocer el plan de estudios de la carrera, la oferta laboral disponible y los niveles de salario promedio. También permite obtener información desde las mismas universidades a través de charlas informativas y orientaciones vocacionales, grupales o personalizadas.

Una buena investigación sobre la carrera que deseemos realizar, la asistencia de orientación vocacional y un buen test vocacional gratuito nos pueden guiar en nuestra búsqueda. Para tener más herramientas en este difícil camino de ingresar a la universidad y convertirnos en profesionales presentamos una lista con los errores más frecuentes que suelen cometer los jóvenes al elegir una carrera.

  • falta de un motivo para estudiar: muchos estudiantes pasan de un nivel a otro por el simple hecho de “hacer algo”, para ocupar su tiempo. No se cuestionan si un grado universitario es lo que realmente quieren o desean otra cosa para su vida.
  • falta de motivación para estudiar: la elección de una carrera se realiza en base a otras razones distintas al gusto personal como el dinero, el prestigio, la fama, la rapidez de finalización de la carrera, entre otras.
  • basarse en lo que hacen los demás: la incursión en una carrera universitaria se hace tomando en cuenta lo que nuestros allegados eligen. Sin embargo, no debemos cursar siguiendo mandatos sociales, sino por motivos personales para que cursar no se vuelva algo tedioso.
  • elegir de acuerdo a la nota de corte: muchas veces no es una buena decisión elegir nuestro futuro profesional según la nota de corte obtenida para una carrera. Una nota de corte alta no implica que tal carrera sea la mejor para nosotros. Aunque la nota sea baja, debemos evaluar si esa carrera es la indicada para nosotros y nos permite proyectarnos a futuro como profesionales.

En definitiva, para llegar a la mejor elección de nuestra futura carrera universitaria debemos prefigurar aquello que nos provoca interés y que nos atrae. También es fundamental establecer un proyecto de vida para nosotros en el cual ir a la universidad para formarnos como profesionales sea algo gratificante y significativo. La carrera que elijamos constituirá nuestra identidad y nosotros debemos identificarnos con ella, debemos sentir que es la orientación adecuada para nosotros. Nos dedicaremos a determinada profesión una vez recibidos y, por lo tanto, nos tiene que dar satisfacción, de lo contrario, la carrera será inviable.

7. ¿Cómo tomamos nuestras decisiones?: la teoría de la decisión

Tomar una decisión como ingresar a una carrera universitaria ciertamente implica gran esfuerzo y muchas incertidumbres. Tenemos que considerar varios aspectos, distintas circunstancias y hacer un cálculo costo-beneficio. Es decir, tenemos que hacer un balance respecto de qué carrera empezar a cursar, cuál debemos descartar o si es momento para trabajar o para ingresar a la universidad. Definitivamente, esta es una de las decisiones más difíciles y estresantes que un estudiante recién recibido puede tomar porque está en juego nuestro tiempo y nuestra satisfacción.

Existe una herramienta llamada teoría de la decisión que provee una forma de entender el proceso al que nos sometemos cuando debemos abordar una elección. Es un área de estudio relacionada con la administración, la psicología y la economía. Se encarga de analizar los procesos y las formas de decisión y las circunstancias de tales procesos.

Desde esta teoría se trata de entender y predecir cómo las personas deciden según su racionalidad, su precisión y su grado de información. Estos tres puntos de la teoría nos serán de utilidad porque, indudablemente, para elegir una profesión universitaria debemos estar completamente informados (tener acceso a los planes de estudio, las universidades que dictan determinadas carreras, experiencias de estudiantes y expertos recibidos, etc.). La precisión en este caso consistirá con cuán adecuada y satisfactoria sea la carrera acorde a nuestro perfil. Por último, la racionalidad dependerá de lo que deseemos en un determinado momento de nuestras vidas: elegir trabajar luego del bachillerato o continuar los estudios universitarios. Obviamente esto estará asociado a nuestra proyección (o a largo plazo o a corto y mediano plazo).

La teoría de la decisión puede servir como referencia a la hora de priorizar opciones. Sólo necesitas hacer un listado de carreras que más nos atraigan y definir qué es lo que nos motiva a cursar cada una, clasificarlas según lo que deseas conseguir de ella (una vocación, un buen sueldo, una óptima salida laboral, una rápida inserción en el mundo del trabajo formal, un hobbie, etc.). También puede ayudarte a priorizar qué es lo más indicado para tu situación actual: trabajar para conseguir una pronta independencia y mantenerte económicamente o ingresar a la universidad para realizar una inversión a futuro.

En resumen, la teoría de la decisión es un buen marco para que puedas organizarte antes de estudiar alguna carrera universitaria. Una herramienta necesaria para encaminar nuestras decisiones es un test vocacional. Para ahorrar tiempo puedes optar por hacer un test vocacional online que te dará un rápido panorama de las carreras universitarias apropiadas y acordes a tu perfil.

8. Experiencias a la hora de elegir una carrera universitaria

No todos llevamos a cabo los mismos procesos de decisión, sobre todo tratándose de carreras universitarias. Cada estudiante es un mundo, y todos tienen cuestiones personales que influyen en la toma de decisión. Sin embargo, pueden existir ciertas tendencias que den algunos lineamientos generales, anécdotas con puntos en común. A continuación, te presentamos un cuadro con ejemplos de experiencias relacionadas con las formas en que estudiantes eligieron sus carreras. Esto solo es a modo ilustrativo pues cada uno tiene su propio tiempo, su propio camino y sus motivaciones personales cuando se enfrenta a este tipo de decisiones.

Tal como vimos, elegir una carrera universitaria es una cosa seria y una decisión muy compleja. En ese momento intervienen varios puntos: el plan de vida, la vocación, la salida laboral, el salario, la duración, las sugerencias familiares, entre otros. Obviamente, el tiempo es nuestro bien más preciado y no queremos malgastarlo, aunque encontrar la profesión que nos guste sea un camino con complicaciones.

Los comentarios están cerrados